viernes, 22 de noviembre de 2013

Pasar de las tallas grandes a las normales


La obesidad tiene tratamientoLa moda es algo efímero, cierto es. Algo que de un año para otro, de una temporada para otra y a veces de un día para otro como ocurrió con unas pulseras de colorines que llevaba una periodista que se enrrolló con un futbolista millonario. Algo que compramos a precio estratosférico porque está de moda, vemos como nos dura más bien poco, porque por los designios de la moda al poco tiempo deja de estar de moda, y nos encontramos con tener que destinar un segundo armario o incluso destinar una habitación a armario, ropero, vestidor o como queramos llamarlo.


Para las personas que tienen o utilizan tallas grandes es mucho peor, pues lo que aparece en las pasarelas rara vez llega a los pocos comercios especializados en este tipo de clientela, y las pocas prendas que hay son bien valga la redundancia las que hay, no hay más. Tiene la ventaja según se mire, que las colecciones suelen durar lustros, pero no se parecen en nada a lo que llevan las personas con tallas más, vamos a llamarle normales, que a mi parecer, toda la ropa y todas las personas somos normales.

¿Y que podemos hacer? Pues poco o mucho. Depende de lo que queramos hacer con nuestro cuerpo, nuestra figura, con nuestra vida en definitiva. Hay quienes disfrutan con una barriguita cervecera y quienes nunca dejan que esa barriguita llegue a cierto perímetro abdominal. Otras personas por contra, se aceptan tal como son y así viven su vida. Yo a quienes de verdad admiro es a esas personas valientes, que un buen día deciden que ya está bien, y se ponen en manos de por ejemplo un dietista experto en tratamiento de la obesidad  y en poco tiempo, dependiendo obviamente del metabolismo de cada persona, los encuentras por la calle y casi no los conoces, del cambio que han pegado.

Incluso había hace tiempo un programa en la tele, cambio radical creo recordar que se llamaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario